Publicidad

Publicidad

Este 15 de junio Los Vivancos actuarán en el castillo de Cuevas del Almanzora con su exitoso espectáculo “Nacidos para Bailar” que lleva representándose dos años por todo el mundo.

 

Parte de la recaudación de cada actuación de su gira (hay 150.000 entradas a la venta) irá destinada a ayudar a los niños, en este caso, a través de una estrecha colaboración con la Fundación Querer que trabaja en la educación, investigación y difusión relacionadas con los niños con necesidades especiales derivadas de enfermedades neurológicas. 

 

Los Vivancos inauguran este viernes las ‘Noches de la Tercia’ en Cuevas del Almanzora

 

La compañía artística presenta un trabajo en el que se celebra la vida y la diversidad, y hace un llamamiento para que el mundo que se sume a su #TaconeoSolidario, ayudando juntos a los niños.

 

Con este propósito presentan el hashtag #HagamosBailaralMundo que bajo el paraguas del #TaconeoSolidario se propone unir a la población por esta causa humanitaria.

 

“Nacidos para Bailar”

Para el montaje de este espectáculo, Los Vivancos se han rodeado de un equipo creativo de primer nivel en el que cuentan con profesionales en tecnología digital y aeronáutica. El vestuario combina ​la tecnología futurística de E-Tecnileds con exclusivos diseños de la firma de moda artesanal Vass Ibiza y complementos de cuero por Leather Designs, quien ha vestido a artistas como Madonna y Beyoncé. En la escenografía, que une riesgo con efectos especiales, han tenido el asesoramiento técnico del ingeniero espacial de la NASA, Eduardo García Llama. “Queríamos que la escenografía del nuevo espectáculo se integrara como elemento activo, no como adorno. Eduardo participa activamente en el diseño de la estructura metálica, la hélice en la que nos subimos y en los “hilos invisibles” de los que colgamos”, apunta Elías Vivancos.

 

#TaconeoSolidario y #HagamosBailarAlMundo​

Un rasgo relevante de Los Vivancos es su lado solidario. Preocupados por los más desfavorecidos y, en particular, por el bienestar de los niños, este año, al igual que años anteriores, Los Vivancos quieren ir más allá e implicar a su público en sus actuaciones y, de ese modo, dar voz a entidades que necesitan apoyo.

 

#TaconeoSolidario es su propio proyecto benéfico y este año #HagamosBailarAlMundo, el hashtag con el que se comunican en redes sociales, que estará presente durante la gira y con el que Los Vivancos sueñan con hacer bailar a la gente para ayudar a los niños. Este año el proyecto adquiere una gran dimensión y se convierte en un proyecto solidario sin precedentes. Donarán una parte de cada una de las más de 150.000 entradas a la venta, toda la recaudación neta de galas solidarias, fila 0, la recaudación de merchandising y de las descargas de su canción “Hagamos Bailar al Mundo”; y además se celebrarán seis eventos especiales gratuitos en plazas céntricas de esas seis capitales, para ayudar con la recaudación y concienciar a la población.

 

El talento de Los Vivancos

Elías, Aarón, Judah, Cristo, Josua e Israel son los seis hermanos que componen Los Vivancos. Definir su espectáculo no resulta tan sencillo ni emocionante como experimentarlo por uno mismo. Más de 2 millones de espectadores en 54 países ya han vivido la extraordinaria fusión de disciplinas que Los Vivancos muestran en sus montajes. Con apenas cinco años aprendieron danza en la escuela que su padre fundó y cada uno se especializó en un instrumento: violonchelo, violín, bajo, percusión, flauta… Aprendieron también artes marciales y técnicas circenses: grandes protagonistas de sus espectáculos. Gracias a su talento innato y a una disciplinada educación artística en las mejores escuelas de danza y música de todo el mundo​ Los Vivancos es actualmente una de las compañías más innovadoras del momento, premiada y reconocida internacionalmente.

 

El entrenamiento de deportistas de élite, ha conseguido batir marcas mundiales: Israel posee el record Guinness al zapateado más rápido: 1317 golpes en un minuto. “Nos levantamos por la mañana y hacemos hora y media de ballet, luego estudiamos un instrumento durante dos horas, por la tarde vamos un par de horas al gimnasio y después ensayamos” explica Aarón Vivancos sobre sus rutinas de ejercicios.

 

Su virtuosismo se refleja en cada una de las funciones, en las que unen flamenco y ballet con artes marciales y música como ningún otro artista ha sido capaz de hacer hasta ahora.

Ver mas Ver todos

Publicidad

Copyright 2016-2017 El Levante Almeriense